Jardín

Leylandii

Pin
Send
Share
Send


Riego

El Leylandii necesita un suministro de agua que sea lo más constante posible. No es necesario exagerar la cantidad, pero es importante tratar de no crear cambios peligrosos de agua o charcos. La razón principal de este tipo de necesidad radica en el hecho de que el Leylandii tiene un sistema de raíces bastante pequeño y para obtener el agua necesaria siempre debe tener un suelo ligeramente húmedo. Dependiendo del área de cultivo, regularemos sobre todo con lluvias atmosféricas estacionales que en algunos períodos pueden ser suficientes. Si, por otro lado, las lluvias esperan más de una semana, se necesita apoyo. El mejor tipo de sistema de riego para usar es el de goteo, que garantiza el riego en la base de la planta mientras se preserva la parte aérea. Las mejores horas para estas operaciones son después del atardecer o temprano en la mañana.


Cómo cuidarlo

La Leylandii es una planta que proviene de un cruce entre dos especies y pertenece en todos los aspectos a la misma familia de cipreses. Por lo tanto, crece y se desarrolla exactamente como un árbol grande, que incluso puede alcanzar los 30 m de altura. El principal defecto de esta hibridación es que las raíces no pueden desempeñar el papel de soporte en caso de vientos fuertes o mal tiempo de gran intensidad. Por lo tanto, se recomienda realizar podas estacionales repetidas, mantener el follaje en orden y tratar de darle una forma geométrica, así como limitar su desarrollo natural hacia arriba. Hay dos podas mínimas por año: una en primavera y otra en otoño. Obviamente, también podemos intervenir varias veces, dado que Leylandii, indicativamente, crece de 1m a 2m por año.

Vídeo: CÓMO PLANTAR UN SETO DE CIPRÉS LEYLANDII (Octubre 2020).

Pin
Send
Share
Send